jueves, 21 de mayo de 2009

PAN y PRI la misma MIERDA Vota los a la Chingada




A lo largo de los siglos,
para resolver los conflictos que surgen entre los
grupos e individuos que la conforman,
las sociedades han construido instituciones que hacen y aplican reglas,
normas y leyes.

El conjunto de insituciones que se encarga de ejercer la ley en la suciedad,
perdón,
SOCIEDAD es el Estado.

El estado tiene la última palabra en la sociedad.
Por esi tiene,
entre otras cosas el monopolio de la violencia legítima

En teoría,
el estado es un párbitro que media entre intereses.

En principio toda la sociedad debe sentirse
protegida y defendida por el estado,
pero esto se da muy rara vez.
Mientras menos representan los intereses
del conjuto de la sociedad y más los de una
clase o grupo,
el Estado tiene que recurrir más a la violencia.

El estado de mexicano tienen una larga de represión.


El estado mexicano se consolida en la dictadura
de Porfirio Díaz.
En aquel tiempo muchos sectores creen que la
represion es necesaria y aplauden la mano dura.

Este santo milagroso,
del ejército patrón hace,
aunque el gendarme duerma,
que en una riña entre dos,
se den nomás seis medidas entre la
panza y pulmón {. . . }.

Y en la guerra no digamos con rezarle una oración,
se acaban los cocolazos en cualquier revolución.


El estado surgido de la Revolución Mexicana
conserva muchas formas autoritarias del régimen porfiriano.

La guerra cristera radicaliza, en parte, por los excesos que la represión callista.
En la década de 1950, en plena guerra fría, el PRI-gobierno recrudece la represión contra la izquierda. Se reprimen marchas, se encarcela a líderes sociales y sindicales.
Con la represión estudiantil y las matanzas del 2 de octubre del 68 y el 10 de junio del 71
(a estos se le agrega el 2 de julio,
día del relleno de urnas a fav. de Calderón),

el PRI-gobierno cancela la vía para un cambio pacífico y democrático en México.
Muchos disidentes se radicalizan y optan por la vía armada.

Para combatir a grupos con la Liga Comunista 23 de Septiembre,
el gobierno organiza grupos represivos anticonstitucionales como la Brigada Blanca,
que secuestra,
tortura y
asesina.


Durante los régimes de Echeverría y López Potrillo,
se desata una represión indiscriminada.

Sólo en algunos lugares la población apoya la lucha guerrillera.
El grueso de la gente no rspalda la lucha armada,
pero sí sufre la represión del Estado,

que se extiende a movientos sindicales y populares.
Hay arrestos masivos,
asesinatos,
desapariones forzadas,

se tortura cotidianamente.
A lo largo de la guerra sucia,
se hace evidente que el primero en violentar
es el Estado de derecho es...
el Propio Estado Mexicano.


Los Mexicanos pagaron un costo altísimo
por la represión en esos años. . . .

y lo siguen pagando.
En 1979 se crea el Frente Nacional Contra la Represión (FNCR),
que documenta desapariciones forzadas y
demás actos ilegales del gobierno.

Después de una larga lucha,
el FNCR consigue la presentación con vida de 148 desaparecidos que estaban en cárceles militares clandestinas.

A la vez que mantiene la guerra sucia,
en la década de los setenta,
el gobierno se da cuenta de que,
si quiere un país en paz,
necesitaba hacer una apertura política.

Desde que Carlos Salinas se impone en 1988
mediante un fraude electoral,
se desata la represión contra la oposición democrática.
La apertura política atenúa la represión,
no la erradica.

Entre 1988 y 1994, fueron asesinados 305 perredistas.
En el sexenio de Zedillo fueron asesinados
cerca de 300 perredistas.

Además, se reprime al movimiento zapatista.

Neoliberalismo se impone mediante el fraude y la represión.

La llegada del PAN al gobierno no cambió
mucho las cosas.
Fox continuó con sus políticas antipopulares
neoliberales
(bajos salarios,

privatizaciones,
y relleno de bolsas de materia verde,
me refiero a que si se llenó los bolsillos de billetes)
y en su sexenio hubo muchos casos de represión.


Felipe Calderón llegó a los Pinos mediante un
burdo FRAUDE" electoral.

Como todo gobernante impuesto ilegalmente,
no tiene consenso y sólo puede imponerse
por la fuerza.

Además,
su gobierno defiende,
básicamente,
los intereses de unas pocas familias de
ultramillonarios.
No cuida los intereses de la mayoría de la sociedad.
Es un Estado que agrava los conflictos en el seno de la sociedad, no los resuelve.

Necesita dominar y esto implica reprimir.

Sin embargo,
la sociedad mexicana y gran parte de las instituciones nacionales ya no admiten que se implante otro régimen represivo.

La vocación represiva del nuevo gobierno panista es innegable.
Desde antes de tomar protesta como
presidente
"ilegítimo"

Calderón apoyó la represión del gobernador
Ulises Ruíz contra la APPO,
con tropas federales de la PFP.
Hubo más de 20 muertos,
decenas de desaparecidos y cientos de
encarcelados injustificadas.
Varios presos políticos sigue en la cárcel.


* Cuando George Bush visitó Yucatán,
el gobierno infiltró provocadores en una
protesta pacífica para reprimir y encarcelar a los manifestantes.
Hubo 48 detenidos y varios procesos continúan.

* En San Luis,
fueron reprimidas con violencia las protestas contra Minería San Xavier.

* Ha habido connatos de represión en
La Parota y en el Zócalo del DF
(la noche del grito, el 15 de Septiembre).










Su pretexto de la guerra contra el narco,

Calderón militarizó al país exponiendo a la gente a los abusos del ejército.

Hay más de 500 presos políticos:
la mayoría son dirigentes sociales;
también hay defensores de los derechos humanos.

El gobierno federal y legisladores del PRO y PAN han presentado varias iniciativas de ley que criminaliza la protesta social.

La represión no es mayor porque la sociedad está vigilante y,
en gran medida,
porque el gran movimiento opositor,
el lopez obradorismo,
es pacífico y no da pie de la represión.

Hoy el PAN revive las prácticas de la guerra
sucia y realiza desapariciones forzadas
detenciones arbitrales,
torturas,
cateos y
detenciones ilegales.


En el Desgobierno de Calderón se ha
presentado una nueva modalidad
en la guerra sucia,


LAS VIOLACIONES SEXUALES.

El drama de los desaparecidos políticos
que desgarra a las familias,
se ha recrudecido.

En siete años de administraciones federales
panistas se han documentado alrededor de cien desapariciones forzadas.

En nueve meses (oct. 2007)
de calderonismo,
sólo en Oaxaca,
han ocurrido 30 casos de desapariciones forzadas.
Entre ellos,
dos militantes del EPR,
Gabriel Alberto Cruz Sánchez y
Edmundo Reyes Amaya.

El EPR afirma tener pruebas de que fueron
desaparecidos por el gobierno.

Estas detenciones son crueles e ilegales
y todas las fuerzas políticas y sociales
deben exigir que los desaparecidos
sean presentados con vida a la brevedad.

Para exigir la presentación de sus militares
desaparecidos,

el EPR ha hecho una serie de atentados en instalaciones de PEMEX.


¿Usará Calderón estos atentados como
coartada para generalizar la represión?

Por lo pronto ya se anunció la creación de un
nuevo grupo antisubversivo que,
según el gobierno,

"no actuará contra organismos sociales".

Diversos defensores de derechos humanos
denuncian que el desgobierno de Calderón
pretende suspender los
derechos humanos,

y las libertades democráticas se militariza al país,

practica detenciones
ilegales y
arbitrarias,
tortura y
desaparece a los disidentes,

persigue a defensores de derechos humanos
y luchadores sociales.

En la lógica de Washington,
su pretexto de la lucha contra el terrorismo,
pretende cambiar la ley para criminalizar la
protesta social.

Esto es,


SI NOS DEJAMOS.!!!

Sólo la denucia de los excesos del gobierno y la organización de la sociedad para exigir respeto a los derechos humanos puede evitar que la represión continúe.


LA REPRESIÓN EN MÉXICO
Extra fuente: EL CHAMUCO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada